Regionales

Descubren una “guardería de dinosaurios” de hace 150 millones de años en un yacimiento en Tarija

Ahora, Bolivia cuenta con yacimientos de huellas de dinosaurios que abarcan los tres períodos: Triásico, Jurásico y Cretácico.

Un equipo de investigadores suramericanos descubrió una auténtica «guardería de dinosaurios» en el departamento de Tarija, al sur de Bolivia, revelando cientos de huellas que demuestran la conducta de animales adultos que guiaron a cientos de crías hace unos 150 millones de años. Sin embargo, la importancia de este hallazgo se enfrenta a un desafío inminente debido a riesgos de derrumbes, resaltaron los científicos involucrados.

La investigación detalla el descubrimiento de alrededor de 350 huellas que emergieron tras una lluvia torrencial en la primavera de 2019, según un estudio publicado en noviembre pasado.

“Proteger las huellas haciendo toda una estructura en la cuenca del río es imposible. Eso no lo van a poder hacer y no tiene sentido. Lo que sí hay que hacer es un escaneo de las huellas ya”, declaró el palentólogo argentino Sebastián Apesteguía, uno de los autores del hallazgo y cuya investigación fue recopilada por el diario español El País.

Estas huellas pertenecen a saurópodos adultos, una especie de dinosaurios similares a los brontosaurios, y a sus crías. También se encontraron rastros de ornitópodos y un terópodo. Algunos paleontólogos sostienen que estas huellas forman parte de la ruta migratoria de dinosaurios más extensa del mundo, que atravesaba el sur de Perú, el centro de Bolivia y el norte de Argentina.

Publicidad

El aspecto más destacado de este descubrimiento es que Bolivia ahora cuenta con yacimientos de huellas de dinosaurios que abarcan los tres períodos: Triásico, Jurásico y Cretácico. Esto es relevante ya que, hasta ahora, el país solo poseía registros del inicio y el final de la era de los dinosaurios.

Las huellas de los saurópodos adultos tienen un diámetro que oscila entre 75 y 95 centímetros, lo que sugiere que estos dinosaurios alcanzaban una altura de casi cuatro metros y una longitud de alrededor de 20 metros. Por otro lado, las huellas de las crías son considerablemente más pequeñas, con diámetros que varían entre 15 y 30 centímetros.

“Lo curioso es que no se ven más de esas huellas pequeñas en el yacimiento, lo que indica claramente que venían por el mismo sendero o en grupo compacto con los dos gigantes, mostrando un comportamiento de manada y de protección de las crías”, señalaron los paleontólogos.

La preservación del registro fósil es de suma urgencia para los investigadores, ya que la zona es propensa a derrumbes. «Uno de los desafíos en Bolivia, como en muchos lugares, es cómo salvaguardar estos yacimientos que generalmente están en zonas muy inclinadas», destacó Sebastián Apesteguía.

Incluso, señaló que a menos de 500 metros de Tarija se encuentra el monumento nacional paleontológico Cal Orcko, el sitio con huellas de dinosaurios más relevante del mundo, donde existen barrancos con inclinaciones de hasta 70 grados.

El Deber

Te puede interesar