Regionales

Alarmante aumento de robos en Yacuiba exige nuevas acciones en seguridad ciudadana

Sube el porcentaje de robos en el municipio de Yacuiba, en los últimos días a través de las redes sociales y de denuncias públicas a medios de comunicación se pudo evidenciar un incremento aterrador de robos, marcando preocupación en la ciudadanía .

Uno de los hechos se suscitó en Campo Grande, la madrugada del 21 de abril, en las imágenes se puede evidenciar a dos sujetos haciendo uso de instrumentos sofisticados como una amoladora y martillo, tomándose el tiempo necesario para abrir las puertas y vaciar un domicilio.

El segundo hecho, se suscitó el 24 de abril, también por la madrugada, en el Centro de Salud San Pedro cuando un sujeto toco la puerta del centro de salud fingiendo necesitar asistencia médica, en el momento que ingresa el primer individuo un segundo sujeto cruza la calle para ingresar y es ahí donde reducen al personal portando un arma y roban los celulares de los funcionarios de turno, el centro de salud se encuentra en pleno centro de la ciudad, colinda con el Concejo Municipal y está a menos de 30 metros de las oficinas centrales del Gobierno Municipal .

Otro de los hechos ocurrió la madrugada de este sábado 29 de abril en San José de Pocitos, paradójicamente ubicado a unos metros del Puesto Policial de ese lugar, el negocio ubicado en la Avenida Tarija final, en la zona de ocupación de cambistas, fue forzado y se violentaron los candados de la persiana que resguardaba el lugar, para luego entre varias personas de ambos sexos proceder a llevarse 300 mil bolivianos, según los datos expresados en las declaraciones de los afectados que llamaron a las instancias policiales para que se verifique el hecho y se proceda a dar con los culpables.

Publicidad

La seguridad ciudadana en Bolivia es responsabilidad de diferentes instituciones, tanto a nivel nacional como local y cada uno de esas instancias tiene la responsabilidad de implementar políticas y acciones que contribuyen a mejorar la seguridad ciudadana, sin embargo en el municipio de Yacuiba la comisión de delitos de esta naturaleza comienzan a descontrolarse, lo cual nos lleva a preguntarnos ¿Qué está pasando con la Seguridad Ciudadana?

Garantizar la seguridad ciudadana es una tarea compleja que requiere el esfuerzo y la coordinación de diferentes instituciones y sectores de la sociedad, es por ello y más allá que el control social e instancias cívicas tienen la potestad de exigir informes a las instancias gubernativas que visibilicen y transparenten las acciones y recursos que se realizan y destinan a favor de la seguridad de la ciudadanía, es prioritario abrirse para contribuir a mejorar la seguridad ciudadana en Yacuiba

Entendemos que la premisa de las políticas publicas de seguridad ciudadana se basan en «Fortalecer la capacidad de la Policía Boliviana para prevenir y combatir el delito, a través de una formación adecuada, el uso de tecnologías y equipos modernos, y una gestión eficiente de los recursos», es decir que la mayor cantidad de recursos y esfuerzos se proyectan a eso.

Sin embargo dada la situación compleja que vivimos agudizada por los efectos del covid-19, el cual tuvo un impacto significativo en la salud mental de las personas y en nuestra economía, URGE «Promover la participación ciudadana en la prevención del delito, a través de programas de educación y concientización, así como la creación de espacios de diálogo y colaboración» que permitan sumar actores en la lucha contra la inseguridad ciudadana.

La realidad que se vive en estos momentos exige que las autoridades llámese Gobierno Municipal, Gobierno Regional u otras instancias busquen «Mejorar las condiciones económicas de la población, especialmente de los sectores más vulnerables, para reducir los motivos que conllevan a la comisión de estos delitos.

La crisis económica que atraviesa el municipio y la Región puede ser un factor que influye en la tasa de delincuencia, ya que la pobreza, el desempleo y la falta de oportunidades pueden llevar a algunas personas a cometer delitos de manera más frecuente generando espacios inseguros para el desarrollo cotidiano de actividades, ya que no importa las hora, la zona, cámaras o la presencia policial.

Te puede interesar