Nacionales

¿Por qué ofrendaron a la Pachamama a una joven madre en La Paz?

Se dice que los mineros realizan sacrificios de animales en minas de La Paz, Oruro o Potosí como ofrenda a la Madre Tierra, pero en este caso una vida humana fue entregada, según la Fiscalía. Hay dos personas con condena de 20 y 30 años

Este viernes, la Fiscalía de La Paz logró que la justicia condene a Félix J. M. CH., de 56 años, y a Eduardo M. H., de 68 años, por la desaparición de Shirley H. R. A., de 25 años, el 2021. Este caso volvió a cobrar notoriedad después de dos años y medio porque las investigaciones confirmaron que la víctima fue ofrendada a la Pachamama.

El Tribunal 3ro de Sentencia en lo Penal de la ciudad de El Alto sentenció a Félix J. M. CH. a 20 años de prisión y a Eduardo M. H. le impuso la pena máxima de 30 años. Ambos deberán cumplir su sentencia en el penal de San Pedro de la ciudad de La Paz.

El Fiscal Departamental de La Paz, William Alave Laura, informó que los dos sujetos fueron acusados de los delitos de trata de personas con agravante y asociación delictuosa cometidos contra de Shirley H. R. A., una joven madre de dos hijos que hasta la fecha sigue desaparecida.

¿Qué pasó con el cuerpo de Shirley? Las investigaciones de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) y la Fiscalía afirman que la joven madre fue enterrada en la mina Choro del municipio de Palca, La Paz, como ofrenda a Pachamama (Madre Tierra).

Publicidad

El fiscal de Trata y Tráfico de El Alto, Jhoel Ramos, informó que la última vez que fue vista la víctima fue el 20 de octubre de 2021, cuando realizaba notificaciones para un despacho fiscal en el que trabajaba como asistente a honores.

Ese día, Shirley recibió una llamada de su amiga Pamela R. Q., que trabajaba como yatiri en la avenida Panorámica de la ciudad de El Alto, quien la citó con urgencia a su negocio. La víctima acudió al lugar, donde la espera Pamela y su esposo Wilfredo V. M. y desde esa fecha no se supo más de su paradero.

Ramos indicó que se presume que Shirley fue dopada con algún estupefaciente, luego la pareja se contactó con Félix J. M. CH. y los tres la trasladaron cuando estaba inconsciente a la mina Choro, del municipio de Palca, donde fue entregada a un grupo de mineros que la metieron a una fosa para enterrarla como ofrenda a la Pachamama.

Eduardo M.H. es el cuarto involucrado y es quien contactó a los mineros y facilitó la venta de la joven. Todos los implicados recibieron una parte del pago y luego volvieron a sus casas para continuar su rutina diaria, creyendo que el caso nunca seria descubierto.

Ceremonia para la pachamama.
Ceremonia para la pachamama.

Ceremonia

¿Por qué ofrendaron a Shirley? La Pachamama o Madre Tierra representa a la diosa de la fertilidad para los pueblos andinos y por ello la veneran con ofrendas. Además, se conoce de sacrificios de animales en minas de La Paz, Oruro o Potosí.

Los sacrificios obedecen a la creencia de que la Pachamama necesita sangre para ser benéfica, en tanto, son una forma de agradecerle por los bienes materiales recibidos.

Como parte del rito, los mineros arman mesas con incienso, hierbas y raíces que luego rocían con alcohol y cerveza. Luego degüellan y les quitan el corazón a varias llamas, en una ceremonia que se denomina «wilancha».

Unos celebran efusivos; otros piden perdón a Dios por los errores cometidos. Es un ritual pagano-católico.

Otro minero lleva el corazón de la llama en una vasija y se dirige hacia las profundidades de la mina, hasta unos 300 o 400 metros, donde se estima que hay una gran veta de mineral.

Llamas a punto de ser sacrificadas en mina de Oruro
Llamas a punto de ser sacrificadas en mina de Oruro

Sin embargo, en este caso no se ofrendó a un animal, sino la vida de una mujer de 25 años, que dejó a dos hijos en la orfandad, uno de dos y el otro de cuatro años de edad.

Solo hay dos autores condenados en este caso: Félix J. M. CH. y Eduardo M. H., mientras que existen otras dos personas prófugas: Pamela R. Q. y Wilfredo V. M., quienes supuestamente se encuentran en Brasil y por ello fueron declarados rebeldes y se emitieron los mandamientos de aprehensión.

“Durante el juicio, el fiscal de trata y tráfico presentó las pruebas que demuestran que estas personas captaron e hicieron desaparecer a la joven, entre ellas, las declaraciones testificales, registro del lugar, actas de allanamientos, informes de las empresas de telefonía celular, el informe de triangulación de llamadas y georreferenciación que sitúan a los autores junto a la víctima, entre otras que derivaron en la obtención de la sentencia”, dijo el fiscal Alave.

Además, durante el juicio oral que se desarrolló este viernes, también se sentenció a dos años de cárcel Iveth R. C. y Juan R. C., quienes son familiares de Pamela y fueron acusados por el delito de encubrimiento porque conocían de la desaparición de Shirley, pero no denunciaron a la Policía.

El Deber

Te puede interesar