Entretenimiento

Las referencias a las grandes comedias románticas en ‘Cualquiera menos tú’

‘Cualquiera menos tú’ se ha convertido en el gran éxito de los últimos meses. Pero también, en un recuerdo a las mejores comedias románticas de la historia del cine. 

Cualquiera menos tú es un éxito a gran escala por varias razones y todas relacionadas con un punto en común. Deja atrás al cinismo para profundizar en una historia de amor por excelencia. Por lo que, por un lado, recupera lo mejor de la comedia romántica tradicional y lo lleva a una dimensión contemporánea. Al otro extremo, se burla de forma ingenua y amable de los grandes clichés de los clásicos, la mayoría de los cuales forman parte de la historia del cine. 

El resultado es un argumento que, además de muy divertido, termina por ser entrañable. También, una mezcla de varios puntos de vista acerca de lo que el amor — y sus historias — pueden ser y la forma en que en la actualidad se perciben. Cualquiera menos tú, no inventa su fórmula de chico conoce a chica, para terminar en un final feliz. Pero lo que sí logra, es rendir un tributo sincero a todas las grandes cintas que le precedieron a través de, justamente, esa versión del amor que resulta casi idílica. 

Te dejamos cinco películas a las que hace referencia Cualquiera menos tú en su gran homenaje del cine romántico. De una obra que hizo reír y llorar al público de los noventa del siglo pasado hasta un clásico del Hollywood dorado. La cinta profundiza no solo en la forma que el cine imagina el romance. También, demuestra que las grandes historias de amor, jamás pasan de moda. 

Publicidad

Locuras de Verano

En el año 1955 y en pleno apogeo de los romances cinematográficos, Katharine Hepburn protagonizó uno de los más recordados. Locuras de Verano sigue a una mujer soltera en busca del amor de su vida — de Italia a Norteamérica y de vuelta — y utiliza el humor para narrar su travesía. Y de la misma forma que Cualquiera menos tú, tiene una protagonista inquieta, alocada y un poco irritada por fallar por encontrar al hombre de su vida. 

Más que eso: se trata de dos personajes paralelos. Bea (Sydney Sweeney) cuenta en varios momentos de la película, que parta ella, el amor es más que un sentimiento. Es un punto de complicidad. Lo mismo dice Jane (Hepburn), mientras trata de entender qué ocurre entre ella y un misterioso anticuario. Al final, tanto la una como la otra, descubrirán que el amor estaba más cerca de lo que pensaban. Y que era el hombre que las había hecho rabiar hasta el cansancio. 

Mucho Ruido, pocas nueces

Benedicto (Kenneth Branagh) y Beatriz (Emma Thompson), son igual de testarudos, inteligentes y buenos conversadores. Solo que él, está convencido que ella, además, le engaña entre chistes y bromas pesadas. La adaptación de la obra de William Shakespeare del mismo nombre, es una deliciosa sátira, que, además, conmueve por su extraña visión del amor. 

De la misma forma que Cualquiera menos tú — que también es una versión de la misma pieza — la película se basa en la capacidad de sus protagonistas para fingir odiarse. Y, tanto la una como la otra, se burlan de las grandes comedias románticas. Por supuesto, como buena película de Kenneth Branagh que es, esta mirada al amor picaresco, retrata letra a letra la obra del escritor británico. 

Pero, aun así, hay una gran burla a las expectativas y a los momentos en que el amor, es mucho más que lo que esperamos de él. El mensaje central de Cualquiera menos tú

Cariño, cuánto te odio

Basada en el best seller de Sally Thorne, la historia narra un romance que empieza con mal pie. En realidad, con el peor tropezón. Lucy (Lucy Hale) quiere ascender en la escala corporativa. Solo que tendrá que enfrentarse a Joshua (Austin Stowell), su frío compañero de trabajo. Como en la novela (convertida en una de las más queridas de los amantes del romance), ambos personajes sostienen una relación tensa. 

Pero lo que comienza como una enorme habilidad de uno y otro para hacerse enojar, termina en amor cuando ambos deben atravesar un momento incómodo. Uno que le demostrará a ella, que él no es tan aborrecible como cree. 

Cualquiera menos tú, rinde homenaje al libro y a la película en varias de sus escenas. En especial, al retratar la tensa relación entre Ben (Glen Powell). Juntos, terminarán por descubrir que el más apasionado sentimiento puede ser tan fuerte como el odio. Lo mismo que la enamorada pareja de Cualquiera menos tú.

Yo antes de ti

Credit: Alex Bailey

Otra pareja que comienza odiándose para terminar por enamorarse, es el agridulce romance de Louisa (Emilia Clarke) y William (Sam Claflin). Basada en la novela de Jojo Moyes, la película cuenta como esta pareja, que se guarda antipatía, termina profundamente enamorada. Más que eso: en convertirse en la razón del otro para vivir. En especial, para Will, confinado a una silla de ruedas luego de un violento accidente. 

Cualquiera menos tú, utiliza varias de las frases célebres de la novela de Moyes, que también aparecen en la cinta. Lo que hace que algunas de las escenas — y los fanáticos reconocerán cuál es — sea tan entrañable como dolorosa. Al final, la cinta protagonizada por Sydney Sweeney y Glen Powell brinda un final feliz a sus amantes. Pero, aun así, la evolución entre ambos para quererse, es muy semejante a la que Yo antes de ti, describe tanto en libro como película. 

La propuesta

(l to r) SANDRA BULLOCK, RYAN REYNOLDS Credit: Photo: Kerry Hayes SMPSP

En esta película del 2009, Ryan Reynolds y Sandra Bullock, también deben hacerse pasar por una pareja que se ama, cuando, en realidad, se lleva bastante mal. El giro es muy parecido al de Cualquiera menos tú y podría parecer casual. A no ser que en esta última, Bea llega a nombrar a la cinta, en medio de su intento de explicar a Ben que deben hacerse pasar por una pareja. 

Y de la misma forma que los protagonistas de La propuesta, ambos terminan por caer rendidos de amor. Un giro que ambas culminan con una escena muy parecida en la que tanto una como otra pareja, terminan por burlarse de sus intentos para ocultar sus sentimientos. 

hipertextual

Te puede interesar