Nacionales

Bolivia negocia contratos efectivos con firmas que aplicarán tecnología EDL en sus salares

El presidente de Bolivia, Luis Arce, sostuvo este miércoles que su Gobierno negocia contratos en firme con las empresas de China y Rusia, con las que ya se tienen acuerdos para la aplicación de sus tecnologías de extracción directa del litio (EDL) en los salares del país.

En una conferencia de prensa, el gobernante recordó que se firmaron «preacuerdos» con estas compañías en enero y junio, y que la estatal Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB) está en plena «negociación de los contratos efectivos para establecer cantidades, montos y detalles técnicos» específicos sobre producción e inversiones.

Además mencionó que el Gobierno de Alemania le expresó su interés en participar en la explotación del litio boliviano, a lo que el mandatario respondió que «hay espacio para cualquiera que quiera venir (a Bolivia) y acogerse a nuestras reglas de juego».

Bolivia firmó en enero pasado un acuerdo con el consorcio chino CATL BRUNP & MOC (CBC) que comprometió una inversión de 1.400 millones de dólares en el montaje de dos plantas de EDL en los salares de Coipasa, en la región andina de Oruro, y Uyuni, en Potosí, que concentra la mayoría de las reservas bolivianas del elemento.

Publicidad

A fines de junio se suscribieron otros dos convenios con la firma china Citic Guoan y la rusa Uranium One Group para la instalación de dos complejos de EDL en Uyuni y el salar potosino de Pastos Grandes, con una inversión que en total alcanza 1.400 millones de dólares con miras a producir al menos 45.000 toneladas de litio al año.

Hace dos meses, el Gobierno de Arce anunció que Bolivia posee la primera reserva mundial de litio al haber pasado de 21 a 23 millones de toneladas verificadas mediante un estudio hecho por YLB para cuantificar estos recursos.

Arce aseguró que los planes de explotación e industrialización están avanzando «en sus tiempos y de acuerdo a los cronogramas» fijados por su Gobierno, incluida la construcción de una planta industrial de carbonato de litio en Potosí con tecnología de evaporación mediante piscinas, en la que se prevé producir unas 15.000 toneladas.

Según el presidente, hubo una modificación en el proyecto original que se tenía y «prácticamente» se tuvo que empezar desde «cero» porque no hubo avances en la gestión transitoria de Jeanine Áñez (2019-2020).

También destacó que YLB, junto a una empresa extranjera y la estatal Universidad Tomás Frías (UTO) de Oruro, está desarrollando una técnica «propia» para explotar el litio en Coipasa.

Además mencionó que su ministro de Hidrocarburos y Energías, Franklin Molina, se encuentra actualmente en Europa buscando convenios con universidades para que los profesionales bolivianos puedan especializarse en tecnologías relacionadas con el litio.

«Bolivia es de lejos la primera reserva mundial y lo que estamos haciendo en nuestro país de tener una política propia y un negocio propio a la boliviana para industrializar nuestro recurso natural y haciendo acuerdos con empresas extranjeras es lo que llama la atención», indicó.

Bolivia ya tiene en funcionamiento plantas de industrialización de sales y cloruro de potasio y una piloto de carbonato de litio.

El Ejecutivo boliviano también quiere coordinar con Chile, Argentina y Perú para potenciar el desarrollo regional a partir del litio. 

EFE

Te puede interesar