Mundo

Avanza con éxito la prueba de la primera pastilla contra el dengue

Johnson & Johnson está probando la efectividad de un nuevo fármaco contra el dengue, una enfermedad que amenaza a 500 millones de personas.

Una prometedora pastilla contra el dengue ha demostrado ser efectivo sobre un grupo de pacientes. El fármaco es desarrollado por el laboratorio Johnson & Johnson. «Es el primero que muestra actividad antiviral contra el dengue», dijo Marnix Van Loock, líder de investigación de patógenos emergentes de la empresa.

Un total de 10 voluntarios recibieron una dosis alta de la pastilla cinco días antes de que les inyectaran un tipo de dengue. Siguieron tomando la píldora durante 21 días más. Al final, seis de los 10 no mostraron virus del dengue detectable en su sangre. Incluso, 85 días después de la exposición al patógeno.

Publicidad

El medicamento es «seguro y bien tolerado», resaltó la farmacéutica en un comunicado. Los datos se anunciaron en la Reunión Anual de la Sociedad Estadounidense de Medicina e Higiene Tropical en Chicago, Illinois, la semana pasada.

La pastilla actúa bloqueando la acción de dos proteínas virales, impidiendo que el virus haga copias de sí mismo. Estas pruebas, que se desarrollaron en la Escuela de Salud Pública Bloomberg de Johns Hopkins, son parte de una investigación más grande que está en fase dos y que se realiza en más de 30 sitios en 10 países. Entre ellos, Filipinas, Tailandia, Perú, Brasil y Colombia.

Credit: Saikat Mojumder/MSF.

La pastilla como tratamiento para el dengue

El dengue se transmite a través de la picadura de un mosquito infectado. Sus síntomas pueden variar entre una fiebre leve a una fiebre incapacitante. La enfermedad suele estar acompañada de dolor intenso de cabeza, dolor detrás de los ojos, dolor en músculos y articulaciones. Por eso, también es conocida como «fiebre que rompe huesos».

La enfermedad puede llegar a ser muy grave. En los peores casos, puede provocar choque, dificultad respiratoria o daño grave de órganos. Hoy no existen tratamientos específicos para el dengue. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que cerca de 500 millones de personas que hoy viven en América del Norte, Centroamérica y Sudamérica están en riesgo de contraer dengue a partir de la picadura del mosquito Aedes Aegypti.

Los primeros ensayos «ofrecen la esperanza de que la ciencia pueda luchar contra esta amenaza a medida que más y más comunidades se ven afectadas en todo el mundo», dijo Van Loock. «El dengue requiere una acción global y estamos orgullosos de colaborar con socios de todo el mundo para hacer avanzar el desarrollo de este compuesto a su siguiente fase».

Estas pruebas están enfocadas en un tratamiento preventivo. Sin embargo, los resultados sugieren que también podría funcionar como tratamiento para aquellos pacientes que ya están infectados. Johnson & Johnson dijo que planea realizar otros estudios en este sentido.

El cambio climático potencia el riesgo

La OMS alerta que las temperaturas más cálidas están creando condiciones propicias para la propagación de los mosquitos portadores del dengue. A su vez, se espera que mil millones de personas más estén expuestas al dengue en todo el mundo para 2080.

Una cuestión será garantizar el acceso al nuevo medicamento, si funciona a mayor escala, en muchos de los países de ingresos bajos y medianos. Aquellos lugares donde más se necesita. «Estamos trabajando en ello», dijo Van Loock, aunque dijo que era muy pronto.

Además de esta pastilla contra el dengue, ya la OMS dio el visto bueno para una vacuna contra la enfermedad. A principio de octubre, la organización recomendó por primera vez la inyección del medicamento TAK-003, fabricado por la farmacéutica japonesa Takeda. En los próximos meses, comenzará a distribuirse en países como Brasil y Argentina. La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) ya había recomendado su aprobación en 2022.

hipertextual

Te puede interesar