Mundo

¿Quién es Alexei Navalni?, el ganador del Premio Sájarov 2021

El galardón del Parlamento Europeo reconoce la lucha por la libertad de conciencia

MUNDO:  20/10/2021

Un trabajador cubre una pintura dedicada a Navalni. Foto AFP Un trabajador cubre una pintura dedicada a Navalni. Foto AFP

El Parlamento Europeo ha concedido este miércoles el premio Sájarov 2021 a la libertad de conciencia al político y activista ruso Alexei Navalni “por su coraje en la lucha por la libertad, la democracia y los derechos humanos”, según palabras de los grupos que avalaban su candidatura.

Navalni, encarcelado desde enero de este año, ha destacado por su labor de oposición al régimen ruso. Con este galardón, el Parlamento Europeo vuelve a poner en su diana a Vladímir Putin, como ya hiciera en 2018 al dar su reconocimiento a otro de sus opositores, el cineasta Oleg Sentsov.

Navalni se ha convertido en el principal activista que se ha enfrentado de frente a Putin, es más se atrevió a tildar al entorno del presidente ruso de ‘chupar la sangre de Rusia’. Por ello ha liderado protestas a nivel nacional contra las autoridades.

El pasado junio, describió la votación sobre la reforma constitucional en Rusia como «un golpe de Estado» y una «violación de la Constitución». Las reformas permitirán a Putin permanecer en su cargo otros dos mandatos más.

Desafiar a Putin en las urnas

Pese a que ha mantenido sus firmes críticas contra Putin, Navalni no ha cumplido lo que parece ser su mayor sueño: poder desafiarle en las urnas.
Su candidatura para las elecciones presidenciales de 2018 fue prohibida por las autoridades, después de una condena por malversación de fondos que lo inhabilita para postularse a cargos públicos.

Navalni niega vehementemente las acusaciones y sostiene que sus problemas legales son represalias del Kremlin por sus feroces críticas.

Su ascenso en la política rusa arrancó en 2008, cuando comenzó a bloguear sobre supuestas malas prácticas y corrupción en algunas de las grandes corporaciones controladas por el Estado.

Una de sus tácticas fue convertirse en un accionista minoritario en las principales compañías petroleras, bancos y ministerios, y hacer preguntas incómodas sobre los agujeros en las finanzas estatales.

su uso de las redes sociales para transmitir su mensaje también es altamente representativo de su estilo político.

A través de estas plataformas, Navalni llega directamente a sus seguidores, predominantemente jóvenes, con un lenguaje agudo y contundente y con burlas a la elite leal al presidente Putin, quien se niega a mencionar su nombre.

Opositor al partido de Putin

Antes de las elecciones parlamentarias de 2011, en las que no participó como candidato, instó a los lectores de su blog a votar por cualquier partido excepto Rusia Unida, al que calificó de «partido de criminales y ladrones». La frase triunfó.

Rusia Unida ganó las elecciones, pero con una mayoría muy reducida, y su victoria se vio empañada por acusaciones generalizadas de manipulación de votos que desencadenaron protestas en Moscú y algunas otras ciudades importantes.

Acusado de malversar fondos

Navalni fue arrestado y encarcelado durante 15 días después de la primera protesta, el 5 de diciembre de 2011, pero salió a tiempo para hablar en la mayor de las manifestaciones postelectorales en Moscú, el 24 de diciembre de ese año. Se calcula que a la misma asistieron unas 120.000 personas.

Putin, sin embargo, fue fácilmente reelegido. Y el poderoso Comité de Investigación de Rusia lanzó investigaciones criminales sobre las actividades previas de Navalni, cuestionando incluso sus credenciales de abogado.

Cuando fue encarcelado brevemente en julio de 2013 por el supuesto delito de malversación de fondos, la condena de cinco años fue ampliamente vista como una decisión política.

Y, contra todo pronóstico, se le permitió salir de la cárcel para participar en las elecciones a la alcaldía de Moscú, en las que quedó segundo con el 27% de los votos, detrás del aliado de Putin, Sergéi Sobyanin.

El resultado, sin embargo, se consideró un gran éxito, ya que Navalni no tenía acceso a la televisión estatal: dependía solo de internet y del boca a boca.

Su primera condena fue revocada después por el Tribunal Supremo de Rusia, luego de que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos determinara que no había tenido una audiencia imparcial en el primer juicio.

Posteriormente, en un nuevo juicio en 2017, fue condenado por segunda vez y recibió una sentencia suspendida de cinco años. Navalni calificó el juicio de farsa y aseguró que solo trataban de excluirlo de las elecciones de 2018.

Ataques con químicos

En abril de 2017, Navalni fue llevado al hospital después de que le salpicaran con un tinte antiséptico de color verde en Moscú. El tinte es un antiséptico común en Rusia y se ha utilizado en protestas allí y en Ucrania.

«Parece divertido, pero duele como el infierno«, tuiteó Navalni, quien sufrió una quemadura química en el ojo derecho en el ataque. Dos años después, los médicos trataron una repentina enfermedad de Navalni tras uno de sus arrestos.

Los informes iniciales apuntaron a una reacción alérgica aguda que causó una inflamación de la cara, problemas oculares y erupciones en el cuerpo.

Sin embargo, la médica personal de Navalni dijo que este nunca antes había padecido alergias y que pudo haber estado expuesto a «algún agente tóxico».

Sobreviviente de un envenenamiento

La batalla de Navalni contra Putin se ha vuelto intensamente personal. El opositor acusa al mandatario de haber ordenado a agentes del estado que le envenenaran, un atentado que casi le mata en agosto de 2020.

Navalni colapsó durante un vuelo sobre Siberia y fue llevado de emergencia a un hospital en Omsk, en el centro del país. Luego cayó en coma, y una organización humanitaria con sede en Alemania persuadió a funcionarios rusos para que le permitieran trasladarle a Berlín y tratarle.

Días después, el 2 de septiembre, el gobierno alemán reveló que las pruebas realizadas mostraban «signos inequívocos» de envenenamiento por agente nervioso Novichok.

Se trata del mismo químico por el que casi mueren el exespía ruso Sergei Skripal y su hija Yulia en Inglaterra en marzo de 2018.

El Kremlin ha negado cualquier rol en el ataque sufrido por Navalni, al que Putin siempre evita nombrar en público.

Pero el mandatario sí admitió que el Estado ha mantenido bajo vigilancia al opositor, alegando vínculos con espías estadounidenses.

A pesar de las negativas oficiales, el grupo de investigación periodístico Bellingcat ha publicado que el Servicio Federal de Seguridad (FSB, por sus siglas en inglés) sí ha perseguido a Navalni.

De hecho, Bellingcat nombró a los agentes que sospechaba que habían envenenado al político ruso

Áñez felicita a Navalni

La expresidenta de Bolivia, Jeanine Áñez, detenida en una cárcel de mujeres en la ciudad de La Paz, a través de su cuenta en Twitter felicitó al opositor ruso por haber sido premiado por el Premio Sárajov. Cabe destacar que la exmandataria quedó entre los tres finalistas del reconocido certamen.

BBC MUNDO

Tambien te puede interesar

Reino Unido convoca una reunión del G7 para abordar la variante ómicron

ydrosalva

Ómicron: Europa debate si puede mantener las escuelas abiertas frente a la suba de contagios

ydrosalva

Afganistán: qué se sabe de ISIS-K, el grupo de Estado Islámico enemigo de los talibanes detrás de los ataques al aeropuerto de Kabul

ydrosalva

Ad Blocker Detected!

Por favor deshabilite el Ad Blocker para ver esta noticia, gracias a la publicidad mostrada en nuestro portal, podemos seguir trabajando.

Refresh