Estilo de vida

Los seis consejos para evitar la hinchazón de pies o piernas en verano

El calor y el hecho de pasar más tiempo de pie o sentados empeoran el cuadro. Ciertos cambios en el estilo de vida pueden ayudar a la prevención.

ESTILO DE VIDA

Aunque los casos de pies hinchados suelen aumentar en verano, hay otros factores que propician esta afección. yavdat – stock.adobe.com

Con la llegada de las altas temperaturas, es común que muchas personas experimenten hinchazón en piernas, pies o tobillos, consecuencia normal de la retención de líquidos. Se siente pesadez, sequedad o enrojecimiento, como algunos de los síntomas que sufre la piel en verano.

Lo primero que habría que subrayar es que la inflamación en estas zonas del cuerpo se debe a un drenaje linfático insuficiente o a un mal retorno venoso. Tanto una causa como otra hacen que se retenga más líquido de lo normal, y que, por lo tanto, las piernas y pies se hinchen.

“El edema vespertino es una de las consultas más frecuentes. Primero hay que hacer un diagnóstico para saber las causas, pero si es un paciente sano, sin trastornos hormonales, sin hipertensión o diabetes, hay que aconsejar que no pase tanto tiempo sentado o parado porque muchas veces son edemas posturales. Hay que caminar, activar las bombas impulso-aspirativas de los miembros inferiores”, recomienda José Luis Ciucci (M.N. 49.473) especialista en Flebología y Linfología, Exdirector General del Hospital Militar Central.

Publicidad

El calor dilata las venas y se da la circunstancia de que en esta época del año se suele usar un calzado más apretado y de menor calidad. Este cúmulo de factores provoca que los pies y las piernas “sufran” más, dando lugar a lo que comúnmente llamamos pies hinchados.

Los seis consejos para evitar los pies hinchados

  1. Usar un calzado cómodo, que no apriete por ningún lado y que sea lo suficientemente ancho, anatómico. Tampoco utilizar medias que opriman las piernas ni el tobillo.
  2. Evitar la ropa ajustada como los pantalones chupines o los ajustados en la cintura.
  3. Llevar una dieta equilibrada y dar prioridad a los alimentos ricos en fibra. Evitar las bebidas alcohólicas, la sal, el café, el picante y las grasas.
  4. Hidratarse de forma abundante tomar agua o infusiones para llegar a un mínimo de dos litros diarios.
  5. Activar la circulación de las piernas con actividades como andar, correr, ir en bicicleta, hacer sentadillas y zancadas, saltar, subir escaleras o andar por dentro del mar y la piscina.
  6. Poner los pies en alto al final del día durante unos 15 o 20 minutos.

Las personas que padecen sobrepeso o algún tipo de insuficiencia (renal, hepática o coronaria) tienen más posibilidades de que se les hinchen las piernas y los pies, un problema que suele estar acompañado de calambres y la sensación de tener las piernas “muy pesadas”.

“También se sugiere el uso de medias de compresión graduada, de una presión liviana. Ofrecen alivio de la inflamación leve y venas varicosas. Son recomendadas además durante el embarazo”, señala Ciucci y agrega que si se siente hormigueo, molestias y pesadez, el médico debe estudiar y eventualmente, indicar un flebotónico para el alivio de los síntomas.

TN

Tambien te puede interesar

El método del plato que te puede ayudar a adelgazar

Yacuiba Digital

¿Cuáles son los mejores quesos para preparar pizza?

Yacuiba Digital

5 batidos cargados de frutas y vitaminas para elevar el sistema inmune

Yacuiba Digital