Nacionales

Industria automotriz alemana interesada en el éxito de las nuevas negociaciones en torno al litio

NACIONALES: 27|08|21|

Un proyecto de prestigio para la industria alemana de automóviles y baterías, el acceso exclusivo a un gran depósito de litio en Bolivia, tiene otra oportunidad: la agencia estatal boliviana de litio YLB y la empresa alemana ACI Systems Alemania (ACISA) aparentemente buscan implementar el acuerdo de cooperación, que fue cancelado en octubre de 2019.

Publicidad

“Hay contactos de nuevo”, confirmó el director general de ACISA, Wolfgang Schmutz, en una entrevista con la revista de negocios Capital (número 09/2021). Ya en enero, ACISA anunció que estaba en contacto con el Ministerio de Energía del nuevo Gobierno boliviano del presidente Luis Arce. A fines de agosto, se reanudarán las conversaciones directas sobre extracción e industrialización de litio a partir de salmuera residual en el Salar de Uyuni.

Según la revista de negocios, toda la industria automotriz alemana está extremadamente interesada en el éxito de las nuevas negociaciones. Necesita el litio boliviano para la producción de baterías y autos eléctricos nuevos. Bolivia tiene alrededor de un tercio de las reservas de litio del mundo. Hace dos años, las airadas protestas de la población local llevaron a la rescisión del contrato ya negociado por el entonces presidente Evo Morales.

Publicidad

«Estas protestas fueron avivadas por opositores políticos al Presidente para evitar su reelección», dice Alberto Echazú, quien, como viceministro de Energía en el Gobierno de Morales, participó en las negociaciones con los alemanes.

La parte alemana está entrando ahora en las conversaciones con un nuevo enfoque. “Nos gustaría involucrar a las asociaciones e instituciones locales desde el principio”, dice Schmutz.

 ACISA originalmente esperaba inversiones de 1.200 millones de euros. Los bolivianos iban a tener el 51 por ciento de las acciones de la empresa conjunta de litio y los alemanes el 49 por ciento. «Les ofrecimos a los bolivianos una asociación en pie de igualdad», dice Schmutz. Esto incluye, por ejemplo, la capacitación de especialistas en el lugar, la ayuda con la industrialización a lo largo de la cadena de valor del litio y el establecimiento de una fábrica de celdas de batería. Según ACISA, el proyecto creará alrededor de 1.000 puestos de trabajo directos y unos 10.000 indirectos en una región económicamente débil.

El depósito de litio más grande del mundo

Según ACISA, el Salar de Uyuni tiene el depósito de litio más grande del mundo. Dado que contiene muchas sales de magnesio, anteriormente no se consideraba económicamente viable. En 2016, la empresa estatal boliviana YLB (Yacimientos de Litio Bolivianos) comenzó a construir grandes cuencas de evaporación para la producción de cloruro de potasio y carbonato de litio en el Salar de Uyuni. El primero de ellos se puso en funcionamiento dos años después.

Se obtiene una sal bruta que contiene sulfato de litio mediante evaporación para la producción de carbonato de litio. La salmuera restante contiene una alta proporción de magnesio, pero también la mayor parte del litio contenido en la salmuera original. En el proceso de fabricación clásico, la salmuera residual ya no se puede utilizar y, por lo tanto, se ha eliminado hasta ahora.

En cooperación con la empresa de Turingia K-Utec, ACISA ha logrado extraer hidróxido de litio en forma muy pura directamente de esta salmuera residual. Una de las principales ventajas de la tecnología desarrollada es que no requiere ningún suministro de agua especialmente. Al mismo tiempo, el nuevo proceso es comparativamente económico. La salmuera residual garantizada por contrato permite la producción de alrededor de 40.000 toneladas de hidróxido de litio por año. Según ACISA, solo el dos por ciento del área del Salar de Uyuni será utilizado por todo el proyecto.

Dijo que podría disipar las preocupaciones ambientales de la población local, ya que el hidróxido de litio se obtiene de la salmuera residual, que es un producto de desecho en la planta existente. “No necesitamos ninguna fuente de agua dulce para esto, podemos limpiar y usar el agua existente una y otra vez”, dice. Y para un mejor equilibrio climático, los alemanes quieren cubrir el 30 por ciento de las necesidades energéticas del sistema con paneles solares. Los críticos también estaban molestos por la duración del proyecto de 70 años, se dice. Aquí es donde los alemanes están dispuestos a comprometerse: «Podemos aceptar un plazo de entre 30 y 40 años», dice Schmutz. Si las conversaciones tienen éxito, debería ser posible extraer litio para fines de 2022.

Brújula Digital

Publicidad

Tambien te puede interesar

Mayta acusa a los medios de manipulación por informar el revés del Gobierno ante la OEA

ydrosalva

TSJ analizará mañana el requerimiento acusatorio contra Áñez

ydrosalva

Devolución de aportes a AFP será por transferencia bancaria o cheque; aclaran que el dinero es inembargable

ydrosalva

Ad Blocker Detected!

Por favor deshabilite el Ad Blocker para ver esta noticia, gracias a la publicidad mostrada en nuestro portal, podemos seguir trabajando.

Refresh