Mundo

¿Cuánto tarda el cuerpo en recuperarse después de varios días de dormir mal?

El sueño interrumpido y de mala calidad tiene efectos severos en el organismo. Cuánto tiempo se necesita para volver al ritmo habitual

Para descubrir si es posible recuperarse de la falta de sueño y, de ser así, cuánto tiempo lleva, un equipo de la Universidad Jagellónica de Cracovia, Polonia, reclutó a 13 voluntarios para que sufrieran diez noches de sueño interrumpido y de mala calidad.

Publicidad

Al parecer, puede llevar más de una semana recuperarse de los problemas de memoria y velocidad de reacción que se desarrollan después de 10 días de sueño de mala calidad, según una investigación publicada en la revista PLOS One.

Durante esas diez noches, y una semana posterior de sueño de calidad e ininterrumpido, los voluntarios respondieron preguntas, usaron sensores de muñeca y se sometieron a pruebas de electroencefalograma (EEG) diarias. Después de la semana de buen sueño, las velocidades de reacción de los voluntarios habían vuelto a la normalidad, pero la memoria y otras funciones de privación previa al sueño seguían siendo lentas.

Publicidad

Jeremi Ochab, autor principal del estudio, dijo que investigaciones anteriores habían explorado el impacto de la falta de sueño, pero esta fue la primera en demostrar que se necesita más de una semana de sueño sólido para que los tiempos de reacción y la recuperación de la memoria vuelvan a los niveles normales.

La privación del sueño no es un fenómeno nuevo, pero los investigadores dicen que parece volverse más común en el mundo moderno. La pérdida de descanso, especialmente durante períodos prolongados, puede provocar cambios en el ritmo circadiano, pérdida del estado de alerta, menor capacidad de atención y problemas de memoria.La pérdida de sueño, especialmente durante períodos prolongados, puede provocar cambios en el ritmo circadiano, pérdida del estado de alerta, menor capacidad de atención y problemas de memoria (Europa Press)La pérdida de sueño, especialmente durante períodos prolongados, puede provocar cambios en el ritmo circadiano, pérdida del estado de alerta, menor capacidad de atención y problemas de memoria (Europa Press)

“Entender si el cerebro humano se recupera de la pérdida crónica de sueño y cómo se recupera es importante no solo desde una perspectiva científica sino también desde una perspectiva de salud pública“, según el equipo polaco.

Además de los monitores de sueño y las pruebas de EEG, los voluntarios del estudio realizaron una variedad de pruebas de reacción y memoria, así como también respondieron preguntas.

Inicialmente se reclutaron 23,pero debido a que algunos abandonaron y otros no se adhirieron a la mala rutina del sueño, solo quedaron 13 para proporcionar datos útiles. De esos 12 eran mujeres y 1 era un hombre, con una edad promedio de 21 años. Los voluntarios del estudio durmieron en sus propios hogares, durante el experimento de 21 días, y todos estaban sanos.

Durante los 21 días, los participantes pasaron los primeros cuatro días normalmente, durmiendo como lo harían normalmente, seguidos de 10 días de “sueño parcial crónico”, que es el 30% de lo que alguien necesitaría normalmente. Finalmente tuvieron una semana de sueño profundo.

Durante todo el experimento, los investigadores midieron continuamente la actividad locomotora espontánea y la sometieron a mediciones de EEG. Midieron cuánto tiempo descansaron los voluntarios y realizaron diferentes tareas, tiempos de reacción y precisión y ondas cerebrales.

“Observamos un deterioro unánime en todas las medidas durante la restricción del sueño”, explicó el equipo, confirmando que los voluntarios se desempeñaron mal con menos horas de sueño.Una buena noche de sueño es esencial para una vida larga y saludable (Getty Images)Una buena noche de sueño es esencial para una vida larga y saludable (Getty Images)

“Otros resultados indican queuna semana de recuperación posterior a períodos prolongados de restricción del sueño es insuficiente para recuperarse por completoDespués de siete días de recuperación, los participantes aún no habían regresado al desempeño previo a la privación del sueño en la mayoría de las medidas de funcionamiento. Solo sus tiempos de reacción se habían recuperado a los niveles iniciales”, agregó el equipo que espera continuar sus experimentos con un grupo más amplio de voluntarios en el futuro, así como investigar períodos de recuperación más prolongados.

Esto les permitiría desentrañar el orden en el que las diferentes funciones cerebrales vuelven a la normalidad, ya que algunas no habían regresado por completo después de siete días de buen sueño. Como detuvieron la investigación después de una semana de buen sueño, actualmente no pueden determinar cuándo otras funciones, como la recuperación de la memoria, volvieron por completo a la normalidad.

“La investigación del proceso de recuperación después de un período prolongado de restricción del sueño revela que existen diferencias en las respuestas conductuales, motoras y neurofisiológicas tanto en la pérdida del sueño como a la recuperación”, añadieron."La cafeína parece tener una eficacia limitada para mantener el estado de alerta durante la restricción prolongada del sueño", señalaron los investigadores del estudio (Getty Images)«La cafeína parece tener una eficacia limitada para mantener el estado de alerta durante la restricción prolongada del sueño», señalaron los investigadores del estudio (Getty Images)

Un estudio anterior, publicado en agosto, encontró que una siesta energética de 30 minutos en el medio del día no puede compensar la falta de un buen sueño la noche anterior. Los expertos de la Universidad Estatal de Michigan midieron hasta qué punto la falta de sueño conducía a un deterioro cognitivo y encontraron que las siestas cortas solo se asocian con un ligero alivio de la falta de sueño, y solo si se duerme profundamente.

Hubo otras limitaciones para el estudio polaco, incluido el uso de cafeína. “A los voluntarios inicialmente se les dijo que evitaran beber café durante el experimento de 21 días, pero debido a la naturaleza del estudio y al período prolongado de privación del sueño, informaron que era posible que no puedan cumplir con las expectativas del estudio y abstenerse de tomar una siesta”, explicaron los autores. Y agregaron: “Por lo tanto, tomamos la decisión de que se permitía el consumo de cafeína para que los participantes terminaran el estudio de acuerdo con el programa prescrito, pero no se registraron las cantidades específicas de las bebidas”. “Además, aprendimos que la cafeína parece tener una eficacia limitada para mantener el estado de alerta durante la restricción prolongada del sueño”, concluyeron.

Publicidad

Tambien te puede interesar

La erupción volcánica se activa con explosiones y expulsión de material

ydrosalva

Descubren una fuente inesperada de rejuvenecimiento cerebral: el trasplante fecal

ydrosalva

En la primera jornada de la Asamblea de la ONU, el foco estuvo puesto en el coronavirus, la crisis climática y las tensiones entre EEUU y China

ydrosalva

Ad Blocker Detected!

Por favor deshabilite el Ad Blocker para ver esta noticia, gracias a la publicidad mostrada en nuestro portal, podemos seguir trabajando.

Refresh