Estilo de vida

Claves para que el lechón no nos caiga mal en la cena de Fin de Año

Es uno de los manjares más consumidos en esta época. Sin embargo, debe cumplir con algunos requisitos para evitar los malos tragos digestivos.

ESTILO DE VIDA

El lechón debe contener el sello de un frigorífico habilitado para evitar posibles intoxicaciones. (Foto: Adobe Stock)
El lechón debe contener el sello de un frigorífico habilitado para evitar posibles intoxicaciones. (Foto: Adobe Stock)

Las Fiestas siempre son un gran momento para celebrar con los seres queridos. Las mesas navideñas se llenan de comidas y bebidas de todo tipo y resulta difícil contenerse.

Sin embargo, festejar no debería implicar excederse. El consumo desmedido de grasasdulces y alcohol puede ser una bomba de tiempo para el corazón y las arterias: “Diciembre es el peor mes para los corazones. El exceso de comidas saladas, con alto contenido graso y bebidas con alcohol es muy dañino para el corazón”, alertó el cardiólogo Hernán Provera (M.N. 112.732).

El lechón es uno de esos manjares de los días festivos, un clásico infaltable. La realidad es que no todos los cuerpos reaccionan bien al consumir este alimento. Su alto contenido graso puede jugarle una mala pasada a más de un comensal.

Publicidad

Recaudos al comer lechón asado o al horno en las Fiestas

La licenciada en Nutrición Jorgelina Azzaro (M.N. 6.371) explicó que a la hora de consumir carne de cerdo hay que tomar ciertos recaudos para evitar intoxicaciones alimentarias.

“En primer lugar, elegir establecimientos habilitados para su compra. El lechón debe contener el sello de un frigorífico habilitado el cual asegura que el alimento pasó por todos los controles pertinentes que garantizan que es apto para consumo”, aconsejó.

Para la especialista, ese control sanitario es fundamental ya que “el cerdo es uno de los principales animales que transmite la triquinosis, cuando la carne está cruda o mal cocida, contaminada con el parásito triquina que se deposita en el músculo del animal y es difícil matarlo con el fuego”.

“Es una enfermedad asociada a cerdos alimentados en basurales y comercializados sin el control de frigoríficos habilitados. Por tal motivo, se recomienda el consumo de carne de cerdo con la correspondiente etiqueta, fecha de elaboración y vencimiento, además de una correcta y completa cocción, evitando jugos rosados, y donde la temperatura -si la midiéramos con un termómetro para alimentos-, debería ser de 70 grados centígrados en el centro de la pieza de carne”, alertó.

La importancia de la cocción y la refrigeración

Azzaro aclaró que tan importante como una correcta cocción es la refrigeración. “El alimento no debe perder la cadena de frío en ningún momento, ni antes de la cocción ni después de la misma. Además, el alimento ya cocido no debe permanecer por más de dos horas fuera de la heladera”, señaló.

A su vez, la especialista recordó que el lechón es una carne con un alto contenido graso. Por lo tanto, se debe controlar la porción a consumir y tratar de acompañarla con ensaladas de vegetales.

“Además, en estos festejos se suelen consumir bebidas alcohólicas y la mezcla de grasa con alcohol es una combinación que demora considerablemente la digestión, pudiendo provocar dispepsia gástrica y malestares intestinales como distensión abdominal y flatulencias”, advirtió.

Por todo lo anterior, y por estos días de fiestas, Azzaro recomendó no saltear el resto de las comidas del día. “Se deben hacer con normalidad eligiendo alimentos frescos como verduras, frutas, cereales integrales y mucho líquido para no llegar hambriento al festejo y evitar una comilona que nos pueda terminar haciendo mal”, concluyó.

Tambien te puede interesar

La alimentación podría ser una herramienta para tratar la depresión

Yacuiba Digital

Ben Affleck y Jennifer López se equivocan: tener sexo cuatro veces por semana no aviva la pareja

Yacuiba Digital

Los ocho alimentos que reducen la hinchazón y ayudan a tener un vientre plano

Yacuiba Digital