Estilo de vida

Ben Affleck y Jennifer López se equivocan: tener sexo cuatro veces por semana no aviva la pareja

Una vez a la semana es el promedio entre las parejas establecidas; sin embargo, tenerlo con mayor frecuencia no se asocia con un mayor bienestar ni satisfacción.

Jennifer Lopez y Ben Affleck en la premiere de "Marry Me". (Foto: REUTERS/Mario Anzuoni)
Jennifer Lopez y Ben Affleck en la premiere de «Marry Me». (Foto: REUTERS/Mario Anzuoni)

Este año volvió a explotar la imagen de una de las parejas más mediáticas de Hollywood: Ben AffleckJennifer López se reencontraron después de 20 años.

Según trascendió, la pareja se encuentra preparando su contrato prenupcial. La sorpresa llegó cuando se conoció que una de las cláusulas establece que deberán tener sexo al menos cuatro veces por semana.

“Hay que romper un concepto que todavía está arraigado, de que tener sexo es solo genitalidad. Es una mirada muy focalizada en el coito cuando en realidad el encuentro sexual es erótico-sexual, por lo tanto comprende toda una serie de prácticas que van desde caricias, besos, masajes, abrazos, sexo oral, masturbación. Es decir, un conjunto de acciones que pueden finalizar o no en un coito”, define el médico psiquiatra y sexólogoWalter Ghedin (M.N. 74.794), autor de ‘La Heterosexualidad sale del Closet’.

Publicidad

Para el experto, poner una cláusula es absurdo cuando en realidad las primeras cosas que tienen que aparecer son el deseo y las ganas de estar con la otra persona.

“La frecuencia es un tema muy personal. Hay parejas que prefieren hacerlo cada 15 días o una vez por mes, pero con calidad en el encuentro, que sea preparado y potenciado con una salida, en un espacio de intimidad fuera de exigencias”, plantea el sexólogo y aclara que otras parejas prefieren algo más exprés y efectivo, entonces apuntan más a la cantidad y efectividad.

“El denominador común es que las parejas que recién empiezan tienen más frecuencia sexual y se animan a más porque están estimuladas por la cuestión hormonal y el descubrimiento, sin exigencias externas. A medida que avanza la vida en pareja, los atraviesa otros factores como las responsabilidades, los hijos, el estrés y la ansiedad”, señala.

Planificar el sexo para encontrar el espacio erótico

“Planificar un encuentro sexual forma parte del tratamiento sexológico. A veces, parece abrumador porque hay personas que están tratando de reencontrarse con lo espontáneo en el sexo, y ante una indicación de este estilo, se frustran”, reconoce Federico Rinaldi, psicólogo (M.N. 46.757) y miembro de la Sociedad Argentina de Sexualidad Humana (SASH).

“Cuando las personas tienen pareja, dan por hecha la química y son pocos los que la cultivan. Los momentos para hacer planes juntos, muchas veces quedan en el pasado, se suele creer que la relación funciona sola, y eso es un error”, señala Rinaldi.

Los momentos a solas, lejos de los hijos, el trabajo y el celular, podrían ayudar. Hacer una agenda sexual tiene que ver con cosas simples como:

  • Definir la frecuencia.
  • Planear salidas a solas: una cena, un día entero, un fin de semana.
  • Construir un ambiente erótico.
  • Estar abiertos a la escucha y a proponer nuevos caminos de seducción y concreción de las fantasías.

tn

Tambien te puede interesar

Descubre cómo desintoxicarse tras las fiestas por Navidad y Año Nuevo

Yacuiba Digital

Qué comer cuando hace calor: 10 consejos culinarios para altas temperaturas

Yacuiba Digital

Los secretos de la dieta mediterránea verde: cómo es la nueva versión que favorece la pérdida de peso

Yacuiba Digital